El martes 21 de mayo visitamos cuatro proyectos de economía social y solidaria que nos enseñaron las tripas de su comunicación. Fuimos con las alumnas y alumnos de nuestro curso de herramientas de comunicación y marketing para el cambio social que finaliza este jueves 23 de mayo, después de ocho sesiones intensas. Os compartimos algunas claves de cada uno de ellos, porque sí se puede comunicar de otra manera.

Primera parada. Ecologistas en Acción.

Roberto, responsable de prensa y redes de la organización, nos cuenta cómo llevar sin morir en el intento la comunicación de una federación que aglutina a 400 colectivos ecologistas.

“Dotamos de herramientas de comunicación a los grupos y destinamos tiempo a la formación”, nos cuenta. “La organización marca la estrategia y el equipo de comunicación, la técnica”. Nos queda claro que la profesionalidad y el posicionamiento político pueden convivir. Que lo cortés no quita lo valiente.

Otro de los retos que comparte es comunicar lo técnico. Convertir los informes arduos, que por muy bien que documenten la crisis ecológica pueden resultar un ladrillo, en algo digerible y accesible. “Saliendo de la inercia de formas de comunicación clásica”. Por ejemplo, buscando códigos y referentes culturales que interpelen a la juventud. ¿ A que no sabías que Harry Potter puede servir para comunicar el cambio climático a la generación Z?

Segunda parada. Traficantes de Sueños.

“El libro es un artefacto comunicativo en sí mismo”, comienza diciendo el librero Blas. Esta inusual librería no sólo aspira vender libros sino a agitar conciencias.

Desde 2003 apuestan por las licencias Creative Commons en los libros que editan, “nos ha permitido tener una difusión más amplia, llegar a países de habla hispana sin tener que destinar recursos específicos para ello”. Lo libre no cierra, siempre abre.

Además de librería, Traficantes es distribuidora y también espacio de formación política. Con la idea de crear un archivo disponible para todos los públicos, documentan todos sus cursos y charlas, fundamentalmente a través del audio. Creando así una comunidad extensa que se forma a través de materiales de alta calidad.

Tercera Parada. Ecooo

Ecooo promueve un modelo energético más sostenible a través de múltiples proyectos, entre ellos el autoconsumo de energía solar. Lo hace antes de 2018, cuando aún existía un impuesto al sol. Laura, del área de marketing de Ecooo, nos cuenta cómo en ese contexto desfavorable tuvieron que crear un relato de confianza en torno al autoconsumo de la energía solar fotovoltaica.

El personal que diseña dispositivos y soluciones de ahorro y eficiencia energética trabaja mano a mano con quienes tienen que comunicarlos. Como en Ecologistas en acción, traducir y divulgar lo técnico es fundamental.

Realizan informes bianuales de sus acciones comunicativas que les permiten tomar decisiones acertadas. La estrategia de puertas abiertas, para relacionarse cara a cara con sus clientes es tan importante como posicionar artículos sobre la transición energética en los medios generalistas. Palabras como comunidad y relaciones de proximidad forman parte del vocabulario de Laura.

Cuarta parada. Germinando.

La cooperativa Germinando tiene una tienda en Lavapiés que es en sí misma un canal comunicativo para transmitir los valores de la agroecología y feminismo.

Salud lleva la comunicación y nos cuenta la intención comunicativa que hay detrás de cada pequeño detalle de la tienda. Por ejemplo, tienen fichas didácticas que, como la carta de un menú, explican las potencialidades de las semillas agroecológicas que venden en la tienda. El compromiso con el entorno, el barrio, es fundamental, nos dice. Además de participar en iniciativas de arte callejero donde aportan su mirada ecofeminista, organizan talleres presenciales mensuales que son gratuitos. Aprendes como hacer un huerto casero en casa y de paso compras plantón de la cooperativa la Troje.

Todo está tan cuidado, desde quienes son sus proveedores/as a cómo te atienden y disponen el espacio, que una sale con ganas de llevarse no dos ni tres, sino por lo menos diez de esas plantas que irradian olor a campo y a huerto.

Pin It on Pinterest